.

  Consulta por correo electrónico

Consultas Prevención Riesgos Laborales.

P: ¿Cuánto debo desechar una mascarilla autofiltrante para partículas? 

 R: Las mascarillas autofiltrantes para partículas pueden ser de tipo desechable o bien reutilizables.

 Estas mascarillas están certificadas de acuerdo con la norma EN 149:2001.

 Las mascarillas desechables se consideran de un turno de trabajo, y deben desecharse cuando se note resistencia a la respiración o al finalizar el turno (lo que ocurra antes).

 Las reutilizables pueden usarse más de un turno de trabajo y para ello deben haber superado el ensayo de resistencia a la obstrucción de la Norma EN 149:2001 (ensayo de la dolomita, marcadas como “D”) y además deben incorporar instrucciones de limpieza y mantenimiento.

Por otro lado, la duración de la mascarilla depende de una serie de factores tales como: -Nivel de contaminación

                                    -Ritmo de respiración

                                    -Calor

                                    -Humedad

                                    -Factores higiénicos 

Estos factores varían de un lugar de trabajo a otro, por lo que el criterio de cambio puede variar de un centro de trabajo a otro.

P: Si he de protegerme frente a un riesgo biológico, ¿qué tipo de equipo debo usar?

R: Los microorganismos susceptibles de provocar riesgos biológicos por inhalación no viajan solos por el aire, sino que suelen ser transportados por partículas de polvo o por gotas de agua u otros fluidos.

Por este motivo, se recomiendan filtros de partículas P2 o P3 para protegerse frente a la mayoría de los riesgos biológicos.

P: Tengo alergia al polen, ¿puedo utilizar algún equipo para protegerme?

R: Los granos de polen se comportan como partículas de polvo, de forma que puede utilizar un filtro de partículas como los que presentan las mascarillas autofiltrantes certificadas según la Norma EN149:2001.

P: ¿Cuánto tiempo me durarán los filtros de gases y vapores?

R: El tiempo de duración de un filtro varía de un trabajo a otro y está influenciado por una diversidad de factores que incluyen el tiempo de exposición, las condiciones ambientales (calor y humedad), el ritmo de trabajo y la concentración ambiental del contaminante. Siempre que el riesgo se pueda detectar mediante ciertas señales de advertencia, es decir, olor o sabor del contaminante a bajos niveles, un filtro se puede seguir utilizando hasta que eso ocurra.

Sin embargo, este método no constituye una regla general para todo tipo de contaminantes. En el caso de contaminantes con bajas propiedades de aviso, o ausencia de ellas, recomendamos equipos de línea de aire.

P: La fichas de seguridad de los productos (MSDS) pueden proporcionar información importante. ¿Qué es y cómo puedo conseguirlo?

R: El MSDS u Hoja de Datos de Seguridad del Producto es un documento que publica el fabricante o procesador de una sustancia que incluye información a cerca de su uso y manipulación.

Este documento incluye información sobre efectos toxicológicos, punto de inflamación y de descomposición de los productos, entre otros.

El fabricante está obligado por ley a suministrar el MSDS en caso de que la sustancia esté clasificada como peligrosa de acuerdo con la legislación. En Internet puede encontrarse el MSDS correspondiente a una gran cantidad de productos.

P: ¿Cuando se puede estar en situación de “deficiencia de oxígeno”?

R: La deficiencia de oxígeno ocurre cuando el porcentaje de oxígeno en el aire es inferior al 19.5%.

Esta situación puede aparecer como consecuencia de una reacción química o cuando otros productos desplazan al oxígeno.

Esta es una situación típica en espacios confinados o con poca ventilación.

P: ¿Qué quiere decir el valor “IDHL”? 

R: Esta es la concentración considerada inmediatamente peligrosa para la salud definida por NIOSH (en USA). El valor IDHL se define como la concentración de un contaminante en el aire que puede causar la muerte o efectos adversos permanentes en la salud, inmediatos y que pueden aparecer con el tiempo.

El valor IDHL representa una concentración máxima de la que el trabajador puede escapar en un tiempo máximo de 30 minutos sin sufrir síntomas o efectos irreversibles para su salud.

P: ¿Una media máscara con filtro de partículas ofrece un Factor de Protección Nominal (FPN) mayor que una referencia similar de mascarilla desechable?

R: Basándonos solamente en el factor de protección y sin tener en cuenta otros factores como la aceptabilidad por parte del usuario, no hay diferencia entre el FPN de una mascarilla desechable y una media máscara con filtros de las mismas especificaciones.

Sí hay diferencia entre el FPN usando el mismo filtro en una media máscara o en una máscara completa. Por ejemplo, los filtros P3 tienen un FPN de 50 para media máscara, pero cuando se utiliza el mismo filtro en máscara completa, el FPN es 200.


P: ¿Qué es glutaraldehído y como evitar la   exposición?

R: El glutaraldehído es un compuesto que se usa para desinfectar y esterilizar instrumental en hospitales que tiene un valor de VLA de 0.05 ppm.

La recomendación general de protección respiratoria es filtro de partículas y filtro de vapores orgánicos, en combinación con protección ocular.

Si se trata de protegerse frente a un derrame, entonces la solución más apropiada sería una máscara completa con filtros 6055 (vapores orgánicos) y 5925 (partículas) con adaptador 501.

Obviamente, el nivel de glutaraldehído presente en cualquier situación, por derrame o por uso normal, debe estar dentro del rango indicado para el equipo de protección elegido.

Existe una Nota Técnica del INSHT (NTP-506) que recomienda la protección combinada A2P2.

P: ¿Qué equipo necesito para pintar?

R: Puesto que existe una amplia gama de de pinturas de uso común, es difícil sugerir un producto que cubra todas las posibilidades.

El principal problema son los vapores de los disolventes orgánicos y partículas de pigmentos y sprays.

En la mayoría de los casos la pintura aplicada con brocha o rodillo es menos peligrosa porque contiene una menor cantidad de pigmentos y sprays que pueden pasar al ambiente.

Sugerimos las siguientes opciones para los grupos de aplicaciones más usuales:

Pintura en polvo: Filtro de partículas o equipo de suministro de aire, según el nivel de contaminantes.

 

Pintura de base disolvente con buenas propiedades de aviso y aplicada mediante pulverización: filtro de partículas y vapores orgánicos.

 

Pintura de base disolvente y con isocianato, aplicada mediante pulverización: equipo de suministro de aire con visor.

 

P: ¿Por qué es necesario en los equipos motorizados cargar y descargar las baterías completamente?

R: Para garantizar que el funcionamiento de la batería es siempre el óptimo, es necesario cargarla y descargarla totalmente. Si no se respeta el ciclo de la batería, se producirá un efecto de memoria, lo cual reducirá la capacidad de la batería.

Esto ocurre con las baterías de Ni-Cd (no ocurre con las baterías de Hidruro Metálico de Niquel).

 

P:¿Cuándo se deben utilizar tapones para los oídos en lugar de orejeras?

R: Los tapones para los oídos resultan más cómodos cuando hay que utilizarlos durante largos periodos de tiempo. Además, son compatibles con otro tipo de equipos de protección individual (EPI), como por ejemplo los equipos motorizados.

Para determinadas frecuencias, los tapones pueden, además, ofrecer mayor capacidad de atenuación que las orejeras. Para determinar el tipo más adecuado de protección auditiva, se debería realizar una evaluación del ruido con un medidor de nivel de ruido.

P: En mi lugar de trabajo hay un nivel de ruido que me exige utilizar protección auditiva, ¿es conveniente utilizar el protector que mayor nivel de atenuación proporcione?

R: En la protección auditiva, la máxima de “cuanto más, mejor” no es válida.

Debemos utilizar un equipo que nos proporcione una atenuación suficiente, pero que aún nos permita una percepción adecuada del sonido y que no nos aísle del resto de los compañeros o de distintas señales importantes para el desarrollo del trabajo o para nuestra seguridad.

P: ¿Cuándo debería realizar una evaluación de riesgos?

R: La respuesta a esta pregunta es sencillamente que usted debe realizar una evaluación de riesgos cuando sospeche que hay un riesgo.

Lo que hay que valorar son los riesgos originados por el trabajo, no las sustancias.

Es un error creer que la necesidad de llevar a cabo una evaluación de riesgos sólo consiste en reunir una colección de hojas de datos del fabricante sobre seguridad y salud.

Esto se debe a menudo, a no conocer claramente la diferencia entre un peligro y un riesgo.

 Peligro - El potencial de causar un daño.

 Riesgo - La posibilidad de que el daño pueda suceder en la práctica.

 Una buena analogía es una botella de lejía doméstica. El peligro lo constituye la botella en sí misma.

 El riesgo es muy bajo cuando la botella está guardada en el armario, pero aumenta cuando la botella se deja destapada sobre el borde de una superficie de trabajo.

 

En España se dispone de legislación relativa a la evaluación de riesgos, principalmente representada en al Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995, de 8 de noviembre) y el Reglamento de Servicios de Prevención (Real Decreto 39/1997, de 17 de enero).

 Además, existen en la actualidad gran cantidad de legislación según la actividad y el sector, en forma de reales decretos, órdenes, notas técnicas y guías que son de gran ayuda a la hora de afrontar una evaluación de riesgos. 

 

 

Búsqueda personalizada